Tecnología

Los tipos de persianas alicantinas, cómo medirlas y colocarlas

Persiana alicantina bloc

Proteger la vivienda del sol y hacer del hogar un sitio íntimo son algunos de los motivos por los que debes contar con las persianas alicantinas. Pueden ser de PVC o madera y puedes aprovecharte de sus innumerables ventajas con el objetivo de que tu vivienda sea ese espacio que siempre deseaste. Pero ¿conoces las características de estos dos tipos de persianas y cómo medirlas o instalarlas? ¿En qué espacios debemos contar con ellas? Te explicamos todas estas claves y mucho más. Toma nota.

Persianas alicantinas de PVC o madera

Como te comentamos en la introducción, existen dos tipos de persianas de este tipo: las de PVC o de madera. Ambas evitan las pérdidas de calor durante la noche, economizan en calefacción, limitan el uso de sistemas de refrigeración y dan a la vivienda la intimidad que deseas. Pero ¿cuáles son sus características principales?

Persiana alicantina de PVC

Son consideradas más agradables al tacto que las de madera. Suelen ser livianas, pero lo más destacado es la calidad de las mismas, ya que su material convierte esta persiana en resistente e impermeable. Están menos expuestas, pues, a las condiciones meteorológicas (viento y lluvia).

Por si fuera poco, las opciones en cuanto a colores y diseños son muy variadas. Su mantenimiento es sencillo y, como las de madera, necesitarán ser limpiadas.

Persiana alicantina de madera

Son las más extendidas a lo largo de toda la geografía española. 

Las Persianas alicantinas son más baratas y suponen una barrera eficaz contra los rayos del sol y el calor que se produce en el exterior, por lo que son ideales para instalarse en balcones o ventanas donde se desea contar con sombra.

Escoger la de madera que mejor se adapte a la fachada de tu edificio es clave. Algo que suele gustar bastante es elegir la persiana alicantina dependiendo del matiz de barnizado. Su mantenimiento es escaso, lo único que se debe hacer con ellas es retirar el polvo a medida que se vaya acumulando.

Dónde se instalan las alicantinas

Estas persianas alicantinas enrollables se instalan en diferentes puntos (interiores, exteriores, pérgolas, etc.). Las podemos ver en casas de campo o zonas rurales, pero también en grandes capitales, especialmente en el sur de España o en los lugares donde hace más calor. Su aportación estética y decorativa, además, las convierten en las favoritas para miles de decoradores y profesionales de la construcción.

Lo más habitual es ver estas persianas alicantinas en el exterior de las viviendas, para así protegerlas de las altas temperaturas (te protegen del calor, evitando que los rayos del sol penetren en el inmueble). También existen modelos que se instalan en el interior del hogar y se colocan delante de las ventanas o, incluso, de las puertas, por lo que se exponen menos a las inclemencias meteorológicas. Muchos negocios están implementándolas, de forma rústica o clásica, diferenciándose así de la competencia.

Sin embargo, el uso de las alicantinas va mucho más allá de las viviendas. Cada vez más zonas de exterior, especialmente terrazas, son protegidas con este tipo de persianas. De hecho, en auge está el techado de pérgolas con ellas, aunque también son utilizadas para cubrir vallas (aportando intimidad, protección o seguridad, además de ocultar a la propia valla).

Cómo medir e instalar una persiana alicantina

Tras conocer los tipos que existen y los lugares donde puedes disfrutar de las alicantinas, es momento de conocer cómo las puedes medir e instalar en el espacio ideal.

Para medirlas, lo primero que debes considerar es si la quieres por dentro o fuera de la ventana. Una vez lo tengas claro, debes medir el hueco exterior o interior de la ventana y establecer los centímetros que deseamos que sobresalga la persiana alicantina (en el caso de instalarla en el exterior del hueco, el ancho es suficiente con unos 5 centímetros y, de alto, 25). Siempre se debe tener en cuenta las posibles imperfecciones en el lugar de la instalación.

¿Qué ocurre con la instalación de las persianas alicantinas? El primer paso a realizar es la colocación de los cáncamos, los cuales quedan sujetos al montante de la persiana. Para medir la posición de los cáncamos, será preciso dividir la persiana en cuatro partes, colocando cada cáncamo a un cuarto de la distancia total desde cada uno de los extremos. Antes de colocar la persiana, la misma se debe colocar y nivelar en el lugar donde se desea instalar (así quedará completamente recta). Podemos hacer los taladros con una broca de pared, se ponen los tacos y alcayatas. En el caso de que la persiana alicantina sea muy ancha, lo ideal es poner entre 3 o 4 cáncamos para evitar problemas de deformación posteriores a la instalación.

Así se instalan y miden las persianas alicantinas. Ahora que conoces los tipos que existen y dónde instalarlas, ¿por qué no te decides a disfrutar de ellas en tu espacio? Proteger al hogar del calor exterior y darle la intimidad que merece es posible con las alicantinas.

BLOC | tecnne


 

Comment here